Historia que tú hiciste, historia por hacer

“Seguir negando el mérito de este equipo es absurdo. Las leyendas se alimentan de hechos”, dijo Tomás Roncero. Reconozco que no comparto su ideología al 100%, pero en los últimos años, viendo su amor incondicional por este club y la lucha por defender los colores de este, me ha ido conquistando. El Real Madrid ha disputado 14 finales de Copa de Europa a lo largo de su historia, y eso no es fruto de la casualidad, sino de un romance entre un club y una competición. No es más que el ADN campeón de una leyenda del fútbol única en el planeta. Nadie dispone de ‘eso’ que tiene el Real Madrid.La Undécima ya está aquí, la quinta en color para los más jóvenes. Tal y como dice la canción de Red One, ‘Hala Madrid y nada más’: “Historia que tú hiciste, historia por hacer”.

 

Cuando Zidane relevó a Benitez tomó el equipo en un momento muy complicado. La Copa del Rey, por ejemplo, se tiró y de qué manera,  y al final la Liga, pese a que se luchó hasta el último aliento, el equipo sigue con una estadística pobre: ocho temporadas en las que tan sólo se ha ganado una vez el torneo regular. En el momento del cambio de banquillo pensé Zizou no estaba preparado, pero le reconocí a un amigo que “tiene esa suerte de campeón”. Los números del francés ahora le avalan: tres Champions como madridista; una como jugador y dos como miembro del cuerpo técnico.

Ayer, a mí parecer,  Zizou hizo cosas muy extrañas. Sacó a Tony Kross por Isco y acabó agotando los tres cambios antes de los 90 minutos (el primero fue el de Danilo en detrimento de Carvajal, por la lesión del canterano) con la entrada de Lucas Vázquez por Benzemá. Pero ahí estaba él, confiado en lo que hacía y unido a un destino que aún nadie conocía. La has traído, eso es lo más importante.

¿Y qué decir del canterano brasileño? Queda demostrado que en ‘La Fábrica’ también hay jugadores de valor. Carlos Henrique Casemiro se ha convertido en la columna vertebral de este equipo, en el equilibrio de la ‘fuerza’, tal y como diría el maestro Yoda a sus discípulos. Impresionante trabajo, Case.

Y nuevamente Cristiano apareció en escena. La final fue descafeinada para él, y todos sabemos el porqué, por su afán de querer jugarlo todo durante la temporada y llegar entre algodónes a la finalísima. Pero el luso ha vuelto a escribir una línea en la historia de este club. A once metros del cielo se paró, miró a Oblak y golpeó el balón para traer la ansiada Undécima. Como diría él, estuvo muy ‘confiante’. Ha vuelto a sumar un record histórico en la competición. No lo olvidemos, máximo goleador de la Champions en el año de la décima (17), así como en la undécima (16), de los cuales de estos últimos 11 provienen de la fase de grupo (nadie en la historia lo ha conseguido). Sobran las palabras ¡Bravo!

Pero no me olvido de usted, Sergio. Nuevamente en una final y poniéndote la capa de superhéroe. Eres el nexo entre la camiseta que llevas puesta y el madridismo porque Real Madrid se escribe con -R de Ramos.

ramos

Undécima, bienvenida, tus diez hermanas te esperan. Cómo no te voy a querer si fuiste campeón de Europa por… Hay varios motivos para presumir de lo que somos y estar orgullosos de este escudo. Nosotros, los aficionados, ya sabemos cómo disfrutar de ello.

Ese único equipo en el mundo. ¡Hala Madrid!

RM2

 

Advertisements